Red de hombres indeseables

Di que te gusta
Tiempo de lectura:7 Minutos, 14 Segundos

Marcó los números en el teléfono y respiró. Se dio solo dos minutos antes que el reloj marcara las diez treinta. Pensó: “hora tope para decidir la vida…” En un impulso, tocó la tecla táctil de llamada. Un solo timbre y alguien cogió. Fue tal el ataque de nervios que sintió al tener una respuesta tan rápida, que colgó inmediatamente.

Se levantó de la silla de un salto, hablando en alto: —¡mira que eres tonta por Dios!¡solo es un hombre! ¿será por hombres que has conocido? —y agarró el teléfono ya dispuesta a todo de una vez por todas.

Ahora vio que la batería estaba en rojo: “¿y si se corta de nuevo? Quedaría fatal… “dudó. Encontró el cargador aun conectado de días anteriores y lo enchufó a la red. Decidió quedarse de pie recapacitando mientras esperaba unos minutos para darse otra oportunidad barajando todas las opciones:

—Ok. Volvamos al principio. —dijo en voz alta. —Si mañana me muriese y lo supiera con antelación, ¿qué cosa quedaría en el tintero que no me atreví y que era un deseo? —Se respondió a si misma sin duda alguna.  —Una cita con él, lo tengo clarísimo. —para proseguir con su monólogo filosófico. —Bueno, esto ya es un punto a favor, saber lo que se quiere. Hay quien ni puede decir ni eso. ¿Y qué tengo que hacer para conseguirlo? Vamos a ver Carmen si puedes pensar bien. —Regañándose como una niña pequeña. —Sencillo, llamarle y decirle lo que tienes escrito en el papel y que sea lo que Dios quiera. Y si la respuesta es no, pues a otra cosa, en un tiempo te reirás de todo y tu sola sabrás de tus locuras.

Se volvió hacia el escritorio, agarró la hoja para volver a leerla y asegurarse que lo tenía bien preparado. Siempre se había considerado una mujer espontánea y confiaba en el momento más que en la estrategia, pero teniendo en cuenta todos los contratiempos que siempre hubo entre ellos, mejor sería que estuviera bien hilado para no volver a meter la pata y que los nervios no la traicionaran:

“Te llamó porque después de todos los percances que ocurrieron entre tu y yo, aunque no fueron agradables, siempre me han dejado una duda respecto a qué hubiera pasado. Así que me gustaría tener la oportunidad de conocerte y que nos tomáramos un café juntos, ya que estaré la próxima semana por Madrid, si a ti te apetece”.

—Esta perfecto. Directo, educado, claro, conciso y sin dobleces. Lo que necesita un hombre para que el mensaje no se tuerza y se entere bien. —pensó dando de nuevo el visto bueno al párrafo que le había costado mas de media hora construir.

Cogió el móvil, pulsó re-llamadas y volvió a sonar, con su papel delante como una niña que va a recitar la lección del día y preparada para hablar. Justo en ese instante, entró otra llamada, y como no sabia bien manejar las dos al mismo tiempo, solo supo decir:

—¡Mierda! —.

El hombre ya había descolgado el teléfono y ella le colgó de nuevo por lo difícil de la situación. Había dado paso a la otra:

—¿Qué pasa? —le soltó sin miramientos por lo impertinente e inexplicable de los momentos.

—Mira que lo que hablamos esta mañana, ella vuelve el día dieciséis jueves, así que no podrás irte al menos hasta el miércoles tarde que yo me encargue de los niños. No podrá ser el martes como te dije, porque ya ha cogido sus vacaciones. De todas formas, no tenias plan alguno, te da igual un día que otro.

—Aja… ¡mira que bien! Otra vez, mi vida depende de tu compañera de trabajo y sus vacaciones, tardes que pide y demás. —le dijo con un tono lleno de rencor. —Y sí que habíamos hablado de alguna escapada en mayo, pero tu obviaste hacerme saber que durante la primera quincena no podría porque tienes que cubrirla.

—Bueno ya sé que debiera haberte dicho las fechas hace un mes cuando lo sabia, y así poder coordinarnos, pero tienes sus vacaciones cogidas con tiempo y no le voy a decir que no. Además, yo no soy su jefe. —

Ella al escuchar la excusa barata de siempre, le recorrió la rabia por las venas ante tanto cinismo concentrado:

—“no eres su jefe, no eres su jefe… ¡serás mamón! ¡Cuando te la estuviste follando no te importó! Ahora a darle todo lo que pide para que no se vaya de la lengua. ¡Valiente inútil! No has podido sostener a una mujer y dejarme satisfecha, ¿crees que vas a poder con dos? Si supieras que me trae sin cuidado. Cúbrela sí, que yo también sé cubrirme sin ti a partir de ahora “. Volviendo al ataque de nuevo:

—Ya te he dicho mil veces que no debes dejar que te mangonee, total yo ya sé qué pasó. Al menos permítete no ser un esclavo de nadie. —le soltó con frialdad y el mayor de los desprecios.

—¡Joder! ¿otra vez con lo mismo? ¡Que no tuvimos nada! Son fantasías tuyas. ¿Vas a martirizarme siempre? —le dijo levantando la voz en un intento de imponerse.

—Da igual, me has mentido ocultándome cosas sobre ella, y priorizando su bienestar al de tu familia. Vas a ser el único tío que ha sido desleal sin follar y que le piden el divorcio. Al menos haber disfrutado un poco. —Continuó sabiendo que su claridad lo desconcertaba. —Voy a colgar que tengo cosas importantes que hacer, como comprar el billete de tren—decidida a permitirse esos cinco días de libertad psicológica y física absoluta. Nadie ni nada iban a robárselos. A ella iba a cogerle el mano este, respecto a lo que es desear en secreto… A veces las moscas no saben que la araña teje siempre antes al verlas venir volando.

Respiró. Esperando que el malestar se diluyera y volver a lo que tenia entre manos antes de la interrupción que para ella ya no tenía importancia. Miró la hoja y la volteó por la otra cara donde había escrito la opción B:

—“Te llamo porqué después de todos los acontecimientos que pasaron entre tú y yo, aunque no fueron agradables, siempre me han dejado una duda respecto a lo que pudiera haber sido y no fue. En realidad, me preguntaba si estarías dispuesto a dedicarme cinco días de tu vida. A encerrarnos en una habitación de hotel, para que nos sobraran las palabras y sólo hablase los cuerpos. Sin explicaciones ni preguntas. Me trae sin cuidado si hay otra mujer esperándote. Solo quiero volver colmada y bien follada después que me recorras el cuerpo con miles de besos y caricias. Estoy dispuesta a descubrir contigo todo el erotismo que pueda surgir, y convertirnos en dos animales sin mañana ni preocupaciones. Dejarme seducir y seducirte saliendo a cenar con un vestido precioso, y algunas gotas de perfume entre los muslos y sin bragas para que, si decides tomarme en cualquier momento, creas que estas en el mismo Cielo. Quiero pañuelos en los ojos, cubitos de hielo entre las tetas y a todo lo que tu quisieras ofrecerme. Si me dices que sí, al colgar el teléfono, me vestiré y saldré a comprar la mejor de las lencerías solo para ti. ¿Qué te parece? Si El Lobo tiene hambre por aquí anda Caperucita.  Ya no quiero fantasías sino hechos. Elijo recordarte por lo que sí y no por lo que nunca fue. Si hay un nudo gordiano solo se puede cortar de un golpe. ¿Aceptas? “

Pensó:

“Creo que con esta opción igual tendría mejores resultados, al fin y al cabo, ¡le deseo tanto… tantísimo!” Comenzó a reírse exactamente igual que cuando era una adolescente y el chico que le apasionaba se acercaba a ella para pedirle salir. Entonces, toda su bravura se diluía en nervios que la hacían parecer estúpida.

Pulsó de nuevo en la pantalla, dispuesta al todo por el todo.

—¿Sí? —Sonó su voz que le hizo sentir un escalofrío. “¿Como sería capaz de soportar su presencia cerca de ella durante tantos días?”— Se dijo a sí misma. — “Esto es una verdadera locura.”— En un pensamiento fugaz pero certero.

—Hola ¿sabes quién soy? —le dijo sin titubear.

—No. —respondió tranquilamente. Ni siquiera había reconocido su voz después de la última vez, que también hasta la tercera llamada no se atrevió a conversar con él.

—Ok, no pasa nada. Buenos días. —Y colgó.

Y en nada quedó, ninguno dispuesto a apostar sin fantasías.

 Respiró, se sentó frente al portátil, compró dos billetes y se dijo:

¡Hombres indeseables, que difícil es alcanzaros, aunque una no deje de tejer con su locura!

Autor: Diodama

Sobre el autor

Diodama

27 comentarios en “Red de hombres indeseables”

  1. Jajaja, pobre mujer, todo está en su cabeza. Buen relato Diodama, me ha mantenido interesado hasta el final con sus diálogos internos. La ruptura con la realidad con la llamada del ex con sus cosas mundanas muy bien llevado. Todo entre el deseo y la realidad y con ese final. 🙂

  2. mira ,, aprovecho esto para pedir si se pudiera hacer análisis de texto de nuestros propios textos; y del de los demás. Creo que para descuartizar mejor a los personajes, y así podamos ver mejor donde están los errores o los aciertos, o porque la idea que el escritor no llega tal y como se pensó, o bien, del tipo de magia que ocurre entre lo escrito y lo leído, que aunque sean las mismas palabras parecen historias diferentes. Así que yo me animo a enviar mi propio análisis, que por cierto Nacho, no tiene absolutamente nada que ver con lo que tu crees. Lo mando en un ratito que lo hago en Word. ¿ Reyes te apuntas,, que tu eres mucho de mirar los fondos”?

  3. Bueno, independientemente de las faltas y demás, expongo el análisis de mi texto, para dar pie a quienes pueden realizar otros y desgranar sus propios personajes, observar las sutilezas y lo que expresa y lo que el otro lee: pido la vuelta al análisis y si se añade o se resta o algo o la critica correspondiente. Creo que seria bueno para mirar y leer con ojos de escritores todo lo que caiga en nuestras manos para ir profundizando y no quedarnos mas que en la amenidad de una lectura. ( esto lo he aprendido en el curso)… que conste: ” leer con ojos de escritores”.
    Ella es una mujer perfectamente cuerda, por lo siguiente:
    dispuesta al todo por el todo. dispuesta al todo por el todo. dispuesta al todo por el todo.
    En el primer párrafo se expresa con claridad la importancia que tiene para ella el momento que se va a dar: Se dio solo dos minutos antes que el reloj marcara las diez treinta. Pensó: “hora tope para decidir la vida… tiene plena consciencia que a partir de esa hora 10.30 todo puede cambiar según los resultados, por eso cuelga con los nervios. Comienza su discurso interior volviendo a analizar la situación con lógica, asegurándose que no volviera a ocurrir el error, descartando cualquier posibilidad (cargó el móvil) no quería dejar nada al azar. Y como bien dice después que por esta vez será más estratega que espontánea. “Siempre se había considerado una mujer espontánea y confiaba en el momento más que en la estrategia, pero teniendo en cuenta todos los contratiempos que siempre hubo entre ellos:” Con esto se confirma que el hombre al que llama, ya se conocían.

    Comienza entonces su dialogo interior que parte de la premisa: Si mañana me muriese y lo supiera con antelación, ¿Qué cosa quedaría en el tintero que no me atreví y que era un deseo? —Se respondió a si misma sin duda alguna. —Una cita con él .
    Es una mujer que sabe perfectamente lo que desea. A partir de ahí repasa la consecución de cosas que deben darse para alcanzarlo. Tanto es así que ha preparado el discurso perfecto para el hombre al que va a llamar; “Esta perfecto. Directo, educado, claro, conciso y sin dobleces. Lo que necesita un hombre”.
    Se cruzan las llamadas, confirmándose con esta frase: “lo impertinente e inexplicable de los momentos. “que ella ha intentado tenerlo todo preparado y bajo control, pero ocurre que la vida rompe los esquemas.
    El hombre que atiende la conoce, y la invalida de constante:” De todas formas, no tenías plan alguno, te da igual un día que otro. “. Ella que desea irse cinco días de libertad física y psicológica absoluta, es invalidada por otro hombre que se tiene un affaire con su compañera de trabajo y que hace lo que ella quiere por miedo a no ser descubierto, porque ella SI TIENE UN PLAN. Entonces se dispone a atacar, con argumentos que ponen delante la verdadera realidad: “Ya te he dicho mil veces que no debes dejar que te mangonee, total yo ya sé qué pasó. Al menos permítete no ser un esclavo de nadie.”
    Este hombre en vez de afrontar la realidad continúa negándola y mantenerse sin reconocer a la mujer que tiene delante: “Joder! ¿otra vez con lo mismo? ¡Que no tuvimos nada! Son fantasías tuyas. ¿Vas a martirizarme siempre? —le dijo levantando la voz en un intento de imponerse.”. Por supuesto, quejándose de sus molestias sin reconocer el dolor que ella puede haber atravesado. Ante esta realidad sin dramas que ya ese hombre no le importa: “antes de la interrupción que para ella ya no tenía importancia” se reafirma en su verdadero deseo dispuesta al Todo por el todo y expone todo lo que quiere con el otro, sin pedir nada a cambio.
    Lo mas curioso es que ya ella lo sabía de antemano: descubrió el deseo de su marido por otra antes incluso que él, se expresa en esta frase que se identifica con una araña; “A veces las moscas no saben que la araña teje siempre antes al verlas venir volando.”
    Pero no es una mujer tan practica y mental como parece, y se deja ver su vulnerabilidad: ” Comenzó a reírse exactamente igual que cuando era una adolescente y el chico que le apasionaba se acercaba a ella para pedirle salir”.
    Las últimas líneas ante la negativa del otro hombre, que ya antes había llamado y ya se conocían: “Te llamó porque después de todos los percances que ocurrieron entre tu y yo, aunque no fueron agradables, siempre me han dejado una duda”. Ella reacciona con Nada:
    La palabra NADA tiene aquí una importancia crucial en el desenlace:
    —Ok, no pasa nada. Buenos días. —Y colgó. Ese “no pasar nada” se contrapone al inicio del texto cuando es “hora tope para decidir la vida “del comienzo del texto. Ella resuelve automáticamente ante el No, y reconoce de nuevo la realidad que nada va a cambiar en su vida. Todo continuara tal cual.
    “Y en nada quedó, ninguno dispuesto a apostar sin fantasías. “Vuelve al concepto de Nada en la propia respuesta a la situación, que viene a decir lo mismo que apostar por el todo con la realidad que precisamente es lo que ella ya ha manifestado antes que esta dispuesta a realizar a través de la ejecución de su deseo. “Dispuesta al todo por el todo”,
    Volvió al reconocimiento de la imposibilidad que existe ya que ambos están en La nada, y ella en el todo, y vuelve a reafirmarse en su deseo: “compro dos billetes” . . dejando el relato abierto, ¿para quien era el otro billete?
    El relato acaba con la siguiente frase:
    ¡hombres indeseables, que difícil es alcanzaros, aunque una no deje de tejer con su locura!!
    Son hombres que no se han dejado desear por una mujer que SI DESEA Y NO SE LO NIEGA, no se puede llegar a ellos porque se sitúan en la NADA, (la negación, “No paso nada, y No) , mientras ella quiere el todo. A pesar de ello, ella teje como una araña (por los conoces y ve venir,) y tal como cuenta al comienzo tiene un plan y una estrategia, por eso compra dos billetes y no uno a pesar de todo.
    ¿Quiénes viven realmente en la locura?
    ¿un marido infiel que no ha sabido satisfacer ni a su propia mujer? O ¿un hombre que puede ser su amante y ni cuenta se dio que ella lo deseaba a pesar de todo?
    ¿Quiénes viven en vidas alternas y quien decide vivir según su deseo? ¿Quiénes se conforman con Nada y quien apuesta por TODO?
    El relato en resumen pone de manifiesto lo siguiente:
    “Es muy diferente lo que una mujer cuenta y otra lo que un hombre entiende. “ Y mas dificil aun es que un hombre sepa lo que una mujer desea.

  4. Me recuerda al lío en el que me acaba de meter una “ex-amiga”. Me ha apuntado a una web de citas porque vio a mi amor platónico de hace más de veinte años.

    Ella se imagina lo que puede suceder.

    No he visto claro lo que es él, pero si que ella aún le quiere y no se atreve a demostrarlo.

    1. en serio? Niñaaaaa… eso es una sincronicidad, yo se de una que estuvo meses chateando con un tio porque decia que era perfecto para su amiga, y la llevo hasta la cita. y acabaron casandonse!!! jajajaj

  5. Está claro que tu eres mujer y yo hombre Diodama jajaja, yo resumí todo esto en “Pobre mujer, está todo en su cabeza” y al final pienso lo mismo, se ha montado todo un espectáculo de fuegos artificiales y bragas perfumadas con un hombre al que llama varias veces, ni siquiera habla con él, él no la recuerda ni reconoce y se lleva la “bronca” por no darse cuenta que le están ofreciendo una aventura que en realidad no se ha verbalizado nada más que en la cabeza de esta mujer. Luego decís que no os captamos ni entendemos, pero reconoce al menos que no es fácil 🙂

  6. Por otro lado tu propuesta me parece sumamente interesante. Una lectura activa, crítica y constructiva es algo que nos beneficia a todos tanto escritores como lectores, a unos, los escritores, porque tenemos de primera mano la opinión del lector y a otros, los lectores porque tenemos la posibilidad de comentar nuestras impresiones con los escritores. Eso es lo que hizo nacer literanoicos. Sería genial que este debate se extienda por todos los textos ya escritos y por los futuros hijos nonatos de esta web.

  7. Vuelvo a discrepara contigo, ella sabe perfectamente, estaba dispuesta a verbalizar todo lo que quería pero como el otro no se dio por aludido, pues se lo pierde y toma la opción , ¿ quien tendrá el billete que ha comprado de mas? . No creo que tenga tantos pajaritos en la cabeza, ¿ crees que esa propuesta es desagrable en general para un hombre? … ella sabe que ofrecerle sin condicionamientos y sin preguntas ni respuestas. La libertad del libertinaje. Al final no es de una mujer con pajaritos en la cabeza, sino con ganas de disfrutar la vida y no hay hombre que sea capaz de acceder a sus deseos… por eso hombres ” indeseables… no se dejan…. Una mujer si llama un hombre y no le reconoce, pregunta después: ¿ y quien eres tu? … además ¿ por que locura por desear a un hombre? Al final penalizar al deseo de la mujer… esta planteado como una reivindicación femenina.
    Creo que necesitamos mas ojos sobre este texto y creo que puede ser interesantísimo el análisis, Reyes??”’ por favor… te necesitamos.. para deshacer el entuerto!!!! . Quien me da permiso para su analisis de esta loca?

  8. Hola <33 He estado leyendo esto pormenorizadamente.
    Sí, amo la idea de leer con ojos de escritor. Yo creo que siempre leo así sin poder evitarlo.

    Jajaja Laura, "los fondos", los bajos fondos. Bueno, sinceramente me da un poco de terror que alguien analizase un texto mío como el del Kincaid y su mierda (ajajjaajjajajja solo veo a Freud capaz de tal desatino), nah, a ver ahora en serio.
    Mi cabeza toma nota de pequeños detalles que le fascinan.

    Creo que "loca" para Nacho significa vivir a tope y no pajaritos en la cabeza, ¿es posible? Para mí, esta mujer tiene los pies en el suelo y el alma en el cielo. Esto equivale a estar centrado, por lo menos para mí. Es una mujer que me parece valiente, y aquí viene lo de los "pequeños detalles" que me impactan, porque no le teme volver a ser niña cuando escribe ese papelito del guion que va a decir en la llamada. No es que no sea consciente de la situación; lo es, y eso no la detiene. Ergo: no está atrapada, ella decide.

    La espinita que se me queda a mí, y vais a decir que vaya chorrada, pero verás, es…
    Cuando ella finalmente consigue hablar con Él, toda crispada después de la llamada anterior, y le dice: "sabes quién soy" y Él le contesta que no… Pues vaya por dios, a lo mejor el tío salía del aserradero o estaba en una calle hasta arriba de gente y no reconoció su voz, pero acaso también pensaría en Ella??? Me dio pena que todo se cortase por ese "no", aunque entiendo el porqué. Pero quizá la mujer se equivocó en pensar que ese hombre no la tenía en cuenta. Qué sabemos de este hombre, de su cabeza y de sus fantasías; quizá estaba jodido por todo el tiempo perdido; quiza!!!! (quién sabe) al día siguiente la telefoneó a ella para decirte: "perdona, ayer quedé en shock, ¿fuiste tú quien me llamaste por teléfono? Tuve que cambiar de móvil y no conservo los contactos" jaja la excusa barata, o no….
    Y ese billete pues claro, quizá sí tendría dueño.

    Besos a todos.

    1. pues mira me aventurre con lo tuyo, y por cierto, si queda abierto para quien compra el segundo billete, mira se podria crear la segunda parte con tus ideas, ¿ estaria pensando el? seria un buen ejercicio para ponerse en la mente de un hombre… no se si podria. jajaja

      1. Lo de la segunda parte le quedaría niquelao, de hecho te iba a decir si le entrábamos… y tirar y tirar de lo que vaya saliendo (las entregas que fuesen).
        besos!

    1. joe …. jajajajaja, ¡ que romantica! yo lo veia para ver comprobar las proporciones “aureas”… un desastre que te coloca en los mundos miticos y que despues caen por la propia realidad, jajaa. Cada una con sus mundos de fantasia, jaja

  9. Me gustaría añadir -perdón por ser pesada pero aquí ando a brotes- lo relativo de las cosas, la insoportable veleta de la realidad. Un empresario diría: “ajá, el mundo es mío!” por una serie de razones, y un poeta le respondería “pues tu mundo me parece una mierda”. Para algunos, el mundo es de los que no le temen a amar, y de los que no le temen a vivir ni a sus deseos. La mujer del relato de Laura no teme. Curiosamente, esta misma idea está en la biblia; el versículo tal y pascual no me lo sé pero creo que formula: “El que teme por su vida, LA PERDERÁ”. Interpretaciones, prioridades, decisiones… todo depende de quien mira, verdad…?

  10. Bueno, por ser precisos yo en ningún momento he dicho que esté loca, lo que he dicho es que todo está en su cabeza, que se ha montado una idea pensando que le va a llamar le va a leer el papelito y el otro va a derretirse en sus brazos.y con un solo no, sin dar más vueltas al Asun ni oportunidad de avanzar ya lo rompe todo. A veces el amor es cosa de dos y el deseo también y puede pensar que solo con ofrecerte incondicionalmente al otro lo tienes todo ganado, pero no es así, puede que a el otro o la otra no le gustes simplemente. Cambiemos los personajes, digamos que es un hombre enamorado irremediablemente de una mujer y que prepara su papelito y la llama y la otra no le reconoce y cuelga… Colo lo ves así?

    1. jajajajajajaja me he reído y es que en ese caso es un poco la historia de mi vida -sin dramas!!- solo que yo sé lo que es que no te reconozcan pero vamos que lo tengo asumido y no sé cómo va a sonar esto, pero pensaría algo como: ah, pues claro, si es que ni yo me iría conmigo mismx de viaje 😀 😀 😀 me descojono.

    2. bueno que una mujer sea rechazada vale lo mismo que un hombre sea rechazado. Eso no cambia que ella es capaz de pelear por su deseo, por eso sabe que se juega mucho al comienzo del texto. Y como buena araña, también lo tenia previsto y compra dos billetes, porque es realista acepta la perdida pero no piensa detenerse para conseguir lo que desea. La pregunta es, que tambien podria ser otra variante futura: ¿ como una mujer con tanta decision no encuentra alguien que la acompañe en el juego? ¿ que le pasa a los hombres?

      1. venga propongo ya que el texto ha dado para tanto debate:

        ¿ideas para sugerir el futuro de una mujer asi? ¿ y si llamara el otro hombre que decidiría ella? Seria tan complaciente o ya habría tejido mas de lo que nadie podría imaginar? ..¿ ideas? Además nacho vivimos en igualdad…

        1. ¿Qué es lo que dejaría a esta mujer sorprendida y en shock por no esperarlo ni de coña? ¿Qué hace esta mujer cuando se siente descolocada? ¿Le gusta que la descoloquen? ¿Le inquieta? ¿Le atrae? ¿Teme?

          ¿Quién es este hombre, se puede profundizar más en él para conocerle un poco los lectores? ¿Qué quiere él y qué piensa de ella, cómo piensa en ella, a qué cosas da importancia? ¿A qué tiene miedo?

          Es muy muy interesante!

          1. ok propongo lo siguiente:
            dos versiones tuyas en cuanto a quien es el:
            dos versiones mias en cuanto a quien es el.
            Aida!!!!!! dos versiones tuyas a quien es el.
            Nacho, cos versiones tuyas a quien es el.
            CREAREMOS AL HOMBRE PERFECTO?
            y la pregunta entonces:
            ¿ que podria ocurrir entonces?

    3. Creo que ella no ha nombrado el amor en ningún momento. Lo desea, punto, y eso pasa por una pasión loca, una aventura, un finde sin explicaciones ni promesas, pero deja ver la vulnerabilidad como mujer porque no puede ser sexo nada mas. No se ofrece, propone en igualdad y señala con claridad lo que quiere, de hecho presenta el discurso políticamente correcto, el primero y ya después le importa todo un cojon y va por el real.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *